Skeleton knight capitulo 8

NT: Nunca confien en el wifi ;-; estos ultimos dias estuve sin internet, pero como no quiero incumplir mi palabra, subiré todos los capítulos que se supone deberia haber subido en los anteriores dias, como siempre errores en comentarios y disfruten…

Capítulo 8

「Algo arrastrándose」 Parte 1

 

Reino oriental de Salma.

 

Las montañas Sobiru separaban los reinos de Salma y Nozan.

 

El río Uiru al este de la cordillera desembocaba al mar del sur, la tierra que una vez había pertenecido a Nozan, pero que en la actualidad formaba parte del Reino Salma.

 

Hasta ahora, un noble Salman gobernaba la tierra, el Lord Branier había demostrado su valía al asegurar esta tierra de Nozan y ahora la gobernaba.

 

Había una clara falta de asentamientos y tierras de cultivo a lo largo de la carretera principal que atravesaba las suaves colinas del territorio Branier.

 

Un solo carruaje avanzaba por la carretera a paso rápido.

 

El carruaje no era tan extravagante, solo tenía el mínimo de funcionalidad, lo que hacía más evidente el excelente físico de los cuatro caballos.

 

Como pocas personas lo usaban, piedras de diversos tamaños cubrían el camino, haciendo que el carruaje vibrara y temblara constantemente.

 

Diez jinetes escoltas corrian paralelos al carruaje.

 

Dada la calidad de la armadura que llevaban y las espadas sujetas a sus cinturas, uno podía decir inmediatamente que los jinetes en las riendas de los caballos eran caballeros

 

El escudo de armas de Caballero los identificaba como uno de los grupos que escaparon de la capital de Nozan y el ocupante del carruaje no era otra que la Princesa Lille.

 

Aunque habían cruzado al territorio de otro reino, por el bien de la velocidad y la discreción, no estaban llevando una bandera con el escudo real.

 

A la cabeza del grupo estaban un hombre y una mujer que usaban una mejor armadura que los que los rodeaban, los guardias personales de la princesa Lille.

 

Una era Nina, la Caballero. Su largo cabello negro azabache estaba trenzado en tres nudos, sus severos ojos rasgados y la piel bronceada no le restaban encanto femenino.

screenshot_20170425-082943-e1499550154261.png

Expresó su insatisfacción con respecto a la situación actual al gran acompañante junto a ella.

 

“Salimos de la capital hace dos días. En nuestro apuro por llegar hasta aqui, incluso cambiamos de caballos, pero tan pronto como entramos en Salma bajamos nuestra velocidad, ¿no deberíamos llegar al Condado Dimo lo más rápido posible?”

 

El Guardia personal de Nina, Zahar escuchó en silencio sus quejas con una expresión pensativa en su rostro.

 

Con su cara inexpresiva, cabello castaño corto, gran físico, su actitud tranquila le daba a Zahar un aire de intimidación.

“Ya estamos en territorio hostil. No podemos detenernos y cambiar nuestros caballos exhaustos como antes. Si llevamos a nuestros caballos al límite, podriamos llegar a nuestro destino rápidamente. Sin embargo, todo eso no tendría sentido si colapsan a mitad de camino”.

 

Nina dejó escapar un gran suspiro cuando se vio obligada a aceptar su situación actual después de escuchar su respuesta detallada.

 

A su ritmo actual, probablemente podrían llegar al condado en medio día más o menos.

 

Como él había dicho, sería un desperdicio si los caballos corrieran hasta el agotamiento, ya que eso los obligaría a atravesar el bosque como resultado.

 

A pesar de que ella sabía que ir a este ritmo era la decisión correcta, innumerables muertos vivientes habían descendido sobre la capital, además la amenaza de ser descubiertos en un país hostil hacia que sus nervios destrozaran su tiempo de avance.

 

Nina negó con la cabeza una vez, y tiró de sus riendas para igualar la velocidad del carruaje de la princesa Lille.

 

Cuando se dio cuenta de esto, Lille abrió la ventana y le hizo una pregunta a Nina.

 

“¿Sucede algo malo, Nina? ¿Paso algo?”

 

Lille estaba un poco confundida porque  uno de sus guardias personales de repente disminuyo su velocidad, y miró a Nina con una curiosidad inocente.

 

Nina negó con la cabeza antes de contestar.

 

“No, princesa Lille. ¿El largo viaje no te ha cansado?”

 

La expresión infantil de Lille desapareció con un movimiento de cabeza.

 

“¡La capital enfrenta una gran crisis, no me puedo quejar de cosas tan pequeñas!”

 

La escolta que cabalgaba cerca se quedó callada por las palabras de la princesa.

 

A pesar de tener solo diez años, apretó su pequeño puño en dedicación a la tarea que el Rey le dio y volvió a hablar.

 

“Nina, dile a Zahar que necesitamos llegar al Condado Dimo lo antes posible”.

 

Nina asintió por el deseo de la princesa y apretó las riendas preparándose para reponer a su caballo más adelante.

 

Sin embargo, la voz tensa de uno de los escoltas de atras llegó a sus oídos antes de que pudiera actuar.

 

“¡Enemigo en la retaguardia! Es una monstruosidad Araña!! ”

 

Nina miró hacia atrás y buscó el monstruo araña del que el escolta había hablado.

 

No tuvo que buscar por mucho tiempo ya que el deformado ghoul cruzaba abiertamente el paisaje montañoso detrás de ellos.

 

Dos cabezas humanas puestas sobre un torso musculoso, un par de brazos crecía desde su espalda, dando a la criatura un total de cuatro brazos, y la parte inferior del cuerpo era el de una araña gigante.

 

El monstruo araña tenía la piel descolorida en la porción humana visible de su cuerpo, llevaba armadura, portaba espadas claramente hechas por manos humanas, un escudo en su espalda y aún así lograba perseguir silenciosamente al carruaje.

 

La espeluznante figura convenció a Nina de que era una de las abominaciones que escuchó en el informe de los exploradores hace unos días.

Naturalmente, las preguntas comenzaron a formarse en su mente.

 

En este mundo, la existencia de los muertos vivientes era bien conocida, y aunque no brotaban con mucha frecuencia, tampoco era algo tan raro.

 

Era una práctica común cremar a los muertos como medida de precaución, limitando el número de personas que se convertian en muertos vivientes.

 

La innumerable horda de muertos vivientes que estaba sitiando la capital del Reino de Nozan, Souria, evidentemente se movía según las instrucciones de alguien.

 

Además, no había ninguna razón para que apareciera una cantidad tan grande de muertos vivientes espontáneamente, e incluso todos llevaban su propio equipamiento de metal idéntico para el asalto.

 

Existían leyendas de una criatura malvada a la que servían los muertos vivientes, trovadores viajeros incluso cantaban sobre ello, pero ¿los eventos actuales podrían estar relacionados con dichas leyendas?

 

Nina alejo esos pensamientos de su cabeza y galopó para alcanzar a Zahar en el frente.

 

Ahora no era el momento de dejar que meras sospechas se apoderaran de su corazón.

 

“¡Zahar! ¡Ha aparecido uno de los monstruos araña! ¡El carruaje de la Princesa es nuestra prioridad!”

 

Zahar giró su caballo cuando escuchó lo que Nina dijo.

 

“¡Nina! ¡Quédate junto al carruaje y defiéndelo! ¡Los cuatro de la retaguardia siganme! ¡Nos enfrentaremos al monstruo! ”

 

La persona de voz suave de Zahar había sido reemplazada por un hombre que gritaba a todo pulmón, los cuatro guardias que él seleccionó inmediatamente siguieron su orden.

 

「¡Los veo, insectos!」

 

El monstruo araña deformado dejó salir una perturbadora voz de sus dos bocas mientras enfocaba su mirada irregular en el grupo de Zahar mientras se acercaban rápidamente.

 

Zahar y los cuatro guardias desenvainaron sus espadas en respuesta y aceleraron su paso hacia la monstruosidad.

 

Zahar, que se había ganado su título de caballero por su propia fuerza, dirigió a los guardias imperiales que normalmente tenían la tarea de proteger a la familia real.

 

La unidad de escolta estaba compuesta por las personas más valerosas y aquellos que seguían a Zahar se dividieron sin miedo en un intento de rodear al monstruo.

 

Sin embargo, contrario a su aspecto deformado, el monstruo era capaz de reconocer una situación desventajosa mientras se agachaba y dio un salto masivo sobre las cabezas de la caballería que lo rodeaban con sus piernas de araña increíblemente fuertes.

 

“¡¿Hah ?! ¡¡Mierda!! Todos cambien de dirección!! ”

 

Un salto como ese fue más allá de las expectativas de Zahar, soltó una maldición mientras tiraba de las riendas para dar vuelta a su caballo.

 

Poniendo su vista en el carruaje, el monstruo araña movió la mayor parte de su cuerpo hacia adelante antes de saltar al cielo de nuevo.

 

La princesa Lille saco su cabeza por la ventanilla del carruaje solo para que aparecieran lágrimas en el rabillo sus ojos cuando vio que el monstruo se acercaba. A punto de llorar, gritó por la persona de la que más dependía.

 

“Q-qué es esa cosa? N-Nina, ¡viene hacia aqui!”

 

Nina respondió a sus gritos tirando de su caballo al lado del carruaje y sacando el pequeño cuerpo de Lille por la ventana.

 

“¡Nina!”

“¡Princesa! ¡Sujétese a mí para que no se caiga!”

 

Momentos después de que la princesa fue sacada por la ventana, los escombros fueron enviados volando cuando el monstruo araña aterrizó sobre el carruaje con la fuerza suficiente para destruirlo por completo.

 

El aterrizaje creó una onda de choque ensordecedora que derribó a los cuatro caballos que habían estado tirando del carruaje, la repentina caída rompió sus piernas y sus cuellos.

 

La mitad del cuerpo del conductor fue aplastado y manchas rojas cubrieron el suelo a su alrededor.

 

Una vez que Nina puso a la Princesa Lille en la silla de montar, corrió a todo galope, solo miró al monstruo para investigar una vez que el polvo se aclaró.

 

「RaoaaaAAaaaaaaaaAAr !!!!」

 

El monstruo araña dejó salir un rugido enojado cuando comenzó a cortar a los caballos apenas vivos con una de sus enormes espadas. Una vez que todos estuvieron muertos, puso  ambos pares de ojos en la huida de Nina y la Princess Lille.

 

Sin embargo, el grupo de Zahar había logrado alcanzar al monstruo y desataron una andanada de ataques.

 

Desafortunadamente, el cuerpo del monstruo no era normal y menos de la mitad de los ataques dejaron una herida profunda.

 

Incluso si solo una fracción de los ataques del grupo de Zahar lograron atravesarlo, aun así pudieron herirlo.

 

El monstruo araña rugió irritado y blandió sus armas contra un enemigo que ya no estaba allí.

 

Un ataque fuerte no significaba nada si no golpeaba a nada.

 

“¡Lo mataremos aquí!”

 

A su orden, los miembros del grupo de Zahar se dieron vuelta una vez más y levantaron sus armas de nuevo.

 

El primer asalto había dejado un corte profundo en una de las patas del monstruo, desequilibrándolo, y el segundo ataque cortó la sección humana de su cuerpo.

 

「AaAAAAAAAAAAaaAAAAAAAAAAAAA !!!」

 

La sangre negra cubrió los alrededores del monstruo mientras gritaba con un rugido agonizante.

 

Justo cuando Zahar estaba a punto de ordenar otro asalto, la araña volvió a mirar a Nina y comenzó a perseguirla a pesar de la sangre que continuaba saliendo de sus heridas.

 

“¡¡Mierda!! ¡Está detrás de la princesa, deténgalo a toda costa!”

 

Los guardias imperiales impulsaron a sus caballos para perseguir al monstruo araña, pero el monstruo atacó con una de sus enormes espadas cuando se acercaron.

 

Acompañado por un eco metálico, la espada gigante se convirtió en la guadaña del segador, ya que redujo a dos de los guardias que lo perseguían en trozos de carne que rodaban por el suelo.

 

Las venas comenzaron a verse en la frente de Zahar mientras apretaba los dientes al ver lo que pasaba con sus subordinados.

 

Pensando que el monstruo herido se había vuelto desesperado, ordenó rápidamente a sus subordinados que actuaran… como resultado, el monstruo logró un contraataque letal.

 

Ese error de juicio hizo que Zahar quisiera arremeter con ira, pero este no era el momento ni el lugar.

 

De alguna manera se las arregló para mantener la compostura mientras apretaba las riendas y urgía a su caballo a perseguir al monstruo a toda velocidad.

Tres de los guardias del grupo que era perseguido por el monstruo se separaron de Nina y Lille y se unieron al asalto al monstruo.

 

La Araña dejó escapar un rugido de enojo cuando los tres guardias y el grupo de Zahar se unieron.

 

“Zahar-sama! ¡Nina-sama nos ha enviado a ayudar! ”

 

Uno de los guardias que se unió a la batalla proclamó en voz alta sus intenciones y recibió un asentimiento silencioso de parte de Zahar.

 

La decisión de Nina había reducido aún más el número de guardias de la Princesa Lille, una decisión arriesgada de hacer, pero si no podían derrotar al monstruo aquí y ahora, su seguridad no podría asegurarse de todos modos.

Inmediatamente comprendiendo la situación, Zahar levantó su espada junto con los otros guardias.

 

“¡Apunten a las piernas del monstruo! ¡Las posibilidades de la Princesa aumentaran drásticamente una vez que pierda su capacidad de saltar! Ataquen como uno!! ”

 

Los guardias soltaron un grito enérgico mientras se enfrentaban al monstruo una vez más.

 

Nina de vez en cuando miraba hacia atrás para ver a los guardias imperiales que luchaban por matar al monstruo herido, esa decisión le costó la percepción de su entorno.

 

Ni Nina ni los guardias que la acompañaban notaron de inmediato lo que estaba pasando, pero la Princesa Lille había estado mirando al frente y vio lo que se estaba acercando.

 

“¡Nina! ¡¡A la derecha!!”

 

A pesar de su pequeño cuerpo, su voz era clara y directa.

 

Nina inmediatamente miró en la dirección que Lille había señalado.

 

La llanura plana había dado paso a suaves colinas, creando un punto ciego natural, un lugar fácil para esconderse de la vista.

 

En otras palabras, el lugar perfecto para emboscar a presas desprevenidas.

 

「¡Escapaar! ¡¡Las ordenes de Dios, eliminen los que escaparrroon de la capital real !! ¡¡¡Escaparonn!! Orden de Matar a aquellooosss que intenten escapar !! 」

 

Este no era el mismo monstruo con el que Zahar estaba peleando, otro que blandía grandes armas contundentes saltó de la sombra de la colina.

 

La aparición abrupta del monstruo momentáneamente aturdió las funciones superiores de Nina, dando al monstruo araña deformado la oportunidad de atacar con sus armas de metal hacia ellos.

 

“¡¡¡Nina!!!”

 

El cuerpo de Nina se movió por reflejo cuando escuchó el grito de Lille, pero el pedazo de metal parecido a un mazo ya había mandado a volar a los guardias que estaban a su lado.

 

Después de evitar el ataque, Nina desenvainó su espada con una mano y planeó lanzar un contraataque… sin embargo, el monstruo araña tenía más de un tipo de arma.

 

Nina trató de mantener su espada entre ella y el monstruo, pero una de sus grandes espadas repentinamente se acercó a ella antes de que pudiera esquivarlo, destrozando su postura.

 

Al siguiente momento, su brazo derecho aún agarrando su arma voló en el aire antes de aterrizar en el suelo.

 

“¡Uauuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!”

 

La conmoción de tener el brazo cortado fue reemplazada por un intenso ardor, la sacudida y su postura arruinada provocó que su caballo cayera al suelo.

 

La Princesa Lille fue arrojada a la ladera cubierta de hierba, raspándose y golpeándose en el trayecto.

 

“¡Princesa Lille! ¡¡¡¡Nina!!!! ”

 

La calma normal de Zahar se había desvanecido, ya que estaba atrapado viendo la desesperada situación sucediendo delante de él.

 

El monstruo araña fuertemente herido le impidió avanzar.

 

“¡¡¡Mueveteeee!!! ¡Fuera de mi caminoooo! ”

 

El grito enojado de Zahar hizo que los guardias a su alrededor levantaran sus armas empapadas de sangre una vez más.

 

Pero incluso si lograban matar al monstruo frente a ellos, todavía había una considerable distancia entre ellos y la princesa Lille y Nina.

 

「Reino Nozan, eliminar humanos!!!」

Una voz inquietante salió de los labios del monstruo mientras se movía  alegremente hacia una Nina gimiendo y levantó sus armas una vez más.

 

La princesa Lille comenzó a llorar cuando se vio obligada a ver lo que iba a suceder.

 

“¡NO! Noo! Ninaa !!! ”

 

Sin embargo, el monstruo no bajó su espada sobre Nina.

 

Justo cuando estaba a punto de hacerlo, un estruendo hizo que toda la colina comenzara a temblar. El monstruo araña miró a su alrededor con sus dos cabezas… cuando eso apareció de repente.

capitulo 7 – Menú –  capitulo 9

 

Anuncios

Un comentario sobre “Skeleton knight capitulo 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s