Rune Troopers cap 6 parte 1

NT: Empezamos con el cap final, y sin mas que decir disfruten, mis excusas al final :v……

Capitulo 6: Un himno a la vida

 

Genful, en medio de la alegría y el dolor, vio ese momento. No, puede ser más exacto decir que lo sintió. Sumergido en el cristal con la oscuridad de la malicia que lo rodeaba, comenzó a perder su figura humana. La compensación por la “estrella fugaz” no era la “vida” del invocador. La compensación era el ‘yo’ del invocador.

 

Sucederia un cambio para convertir a la persona en una existencia que no era una ‘persona’. Bajo circunstancias normales. La tenacidad de Genful era tan feroz que incluso ahora, incluso absorbido por la oscuridad, aún mantenía la cordura. Solo estaba apoyado por su torcido deseo de ver destruidos a esas extrañas bestias que irrumpieron en este mundo, a cambio de esta nación con sus propios ojos.

 

Pero, en contra de sus deseos, un gran destello estaba en el cielo. Quizás era más similar a un rayo, brillando en el cielo oscuro. Él notó que algo le había sucedido al meteorito. Su cuerpo dentro del cristal sintió el dolor del meteorito.

 

–Al ser golpeado por las 10 ojivas cinéticas enviadas por el Destructor Aegis, el meteorito fue golpeado directamente por un gigajulio de energía. Eso era el equivalente a recibir un golpe directo en la cara con una bola de metal de cien toneladas, a la velocidad de la luz.

 

La gran velocidad del ataque del meteorito se ralentizó. Y, tomando el ataque, no solo fue agrietado sino que se esparció en pedazos. El gran meteorito formó docenas de meteoritos más pequeños de varios tamaños.

 

Pero– no es como si su poder destructivo fuera nulo. Genful entendió que a pesar de que su poder original para destruir por completo a las personas del mundo paralelo y Mariisua se había reducido, todavía tenía la capacidad destructiva suficiente como para causar mucho daño.

 

“Jajajajaja! ¡Bien! ¡Todo se convertirá en polvo! ¡Todo! ¡Todo!”

 

Genful se rió a carcajadas. Su deseo se cumpliría en poco tiempo. No había nadie que pudiera derrotarlo. No debería haber nadie que pueda detener esos meteoritos. Estaba intoxicado por ese sentimiento de conquista. Esa risa suya que resonaba en el castillo servía como un símbolo de la desesperación de este país.

 

 Capitulo 5Menúparte 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s